Ventosas (Cupping)
Tiene aplicaciones muy amplias, tanto las enfermedades de la medicina interna, como las del sistema nervioso o locomotor entre otras. Tos, resfriado, asma, celulitis, dismenorrea, parálisis facial, entumecimiento de los miembros .La terapia con ventosas, también conocida como cupping, se está popularizando mucho a raíz de su uso en deportistas de élite. Esto no es una terapia nueva, viene de la medicina tradicional china que utiliza ventosas para succionar la sangre de los tejidos hacia la superficie. Es una de las técnicas terapéuticas de eliminación y dispersión y se puede utilizar en:

La técnica se puede aplicar a personas que tienen problemas de salud como la bronquitis, el reumatismo, de digestión, estrés, ciertos problemas por están relacionados con las bacterias, así como problemas circulatorios, ya que el objetivo de la terapia con ventosas es el intercambio de gases desde la superficie de la piel, además de la desintoxicación de la sangre, provocando de esta manera una mejora en la circulación.

Hoy en día podemos ver muchos casos en los cuales se utiliza la terapia con ventosas para reducir la celulitis y la grasa, ya que estimula la desintoxicación de la sangre y los desechos metabólicos.

Después de su aplicación aparecen marcas rojizas, pero es parte normal del tratamiento y se van en pocos días.

Estas forman parte del arsenal terapéutico, al mismo nivel que la acupuntura o la moxibustión. Las ventosas se pueden utilizar a lo largo de una sesión y son esencialmente empleadas para tratar afecciones respiratorias: golpes de frío, resfriados, gripes provocadas o agravadas por tres elementos externos –viento, lluvia y frío–.

Aplicación de las ventosas chinas

las ventosas chinas se aplican sobre puntos de acupuntura que corresponden a los órganos que se deben tratar. O bien, las ventosas se movilizan sobre zonas situadas a lo largo de los meridianos energéticos, normalmente sobre la espalda. Para la medicina china, la enfermedad o el dolor es un signo de bloqueo: esto significa que la energía fundamental no circula, o está invertida. La ventosa china restablece la circulación de la sangre y por consiguiente la energía.La técnica de las ventosas chinas puede evitar, en función de cada terapeuta, la ingesta de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios. Están mejor indicadas para patologías articulares y musculares como las tendinitis, lumbalgias, ciáticas, reúma, torceduras...Las ventosas chinas pueden aliviar el dolor de cabeza, las migrañas, algunos problemas de piel (eczema, acné), los efectos del estrés, el insomnio, o las colopatías funcionales (estreñimiento...).

Tratamientos para adelgazar

El tratamiento de ventosas chinas sirve para reducir las marcas de la celulitis y reducir el peso, debido a que usa los principios de la acupuntura que consiste en estimular los puntos Chi(qi) o de energía para activar o desactivar alguna función como puede ser la ansiedad y el centro del apetito en el cuerpo. Favoreciendo la eliminación de toxinas acumuladas en los tejidos que en muchos casos son los causantes de la acumulación de grasa. El cupping disminuye la celulitis y el diámetro de las piernas y es una de las zonas preferidas a tratar. El dinamismo de acción de las ventosas recae sobre la dermis de modo que altera los recambios nutricionales de las células y tejidos para lograr un resultado local.

En la aplicación de ventosas, se pegan al cuerpo vasos de succión de diferentes tamaños. La succión trae sangre estancada a la superficie de la piel y mejora la circulación a través de los tejidos, lo que puede aumentar la velocidad de la sanación

La Aplicación de Ventosas Podría Influir en su Respuesta Inmunológica Innata

El Dr. Leonid Kalichman, profesor asociado en la Universidad Ben-Gurion de Negev, en Israel, ha escrito más de 150 ensayos sobre fisioterapia y reumatología. Según él, al causar inflamación localizada, la aplicación de ventosas ayuda a desencadenar la producción de citocina, que modula la respuesta del sistema inmune.

En un reciente artículo de análisis sobre la investigación acerca de la aplicación de ventosas, publicado en el Journal of Bodywork and Movement Therapies, Kalichman y Efgeni Rozenfeld, su coautor, afirmaron que:

"De forma mecánica, la aplicación de ventosas aumenta la circulación de la sangre, mientras que, de forma fisiológica, activa el sistema inmune y estimula las fibras mecanosensibles, por lo que ocasiona la reducción del dolor."